fbpx

Carta a una compañera:

Che, ¿viste que la Ley de Paridad tiene media sanción? Un avance tremendo, pero no deja de hacerme ruido, si siempre estuvimos ahí. Sólo que siempre fuimos invisibilizadas.
Pienso que recordar nos permite no perder el rumbo y reivindicar a nuestras antecesoras que trabajaban codo a codo con sus compañeros, en trabajo de territorio, en pensar estrategias, en luchar ante las injusticias, como así también en cuestiones de cuidado. Porque si algo somos las mujeres históricamente, es que somos “cuidadoras”, si estamos es para eso, ya que de la estrategia se encargan los hombres y cuanto más grandes mejor. Y así parece que durante la historia le coqueteábamos a esos espacios que nunca llegaban. Porque probablemente eso nos hicieron creer, que no eran para nosotras.
Mediante luchas intensas logramos una ley especial que nos otorgaba un 30% en las listas de los partidos políticos y nos mandaban al final de las mismas, pues las integrábamos sin participar en su armado.
Después el feminismo logró calar y empezó a hacer más ruido del deseado. Se comenzó a hablar de “Género”. Tal debía ser nuestro lugar, para que las estrategias y esas yerbas sigan en cabeza de los varones, cuanto más canosos mejor. Pues el statu quo se respeta.
Entonces llegó el momento de cuestionar esos pisos rancios, con pelea porque otra forma no conocemos, y acá estamos, construyendo nuestros espacios pero sin olvidar a las compañeras que la pelearon y la pelean. Si esta Ley se aprueba en la Cámara de Diputados de la Provincia de Santa Fe, muchas estructuras van a tener que cambiar, de forma progresiva claramente, en
lugares que jamás se pensó posible.
Desde Barrio 88 impulsamos a nivel local las listas conformadas en clave feminista sin que sea obligatorio sólo porque es la política que queremos construir, pero ahora la apuesta es mayor y obligatoria en Poder Legislativo, Poder Ejecutivo, Poder Judicial, partidos políticos y asociaciones, consejos y colegios profesionales.
Así que podríamos decir que esto recién comienza, es una nueva batalla que vamos a dar, igual que en una próxima discusión nos encontremos hablando de la inclusión de femineidades y disidencias en los textos normativos y en los cargos de decisión.
¡Siempre protagonistas, nunca más espectadoras!
¡Nos abrazo!
¡Nos vemos en La Cuadra!

Mahue Ordoñez

Agregar pregunta o comentario

Sumáte a BARRIO 88