La misma ¿solución? a los problemas de siempre

Nos llegan las dolorosas imágenes del desalojo de tierras en Guernica, provincia de Buenos Aires. Una vez más, el Estado y su monopolio (¿legítimo?) de la coerción al servicio de la propiedad privada. Porque en el fondo y en la superficie es eso: la lisa y llana defensa de los intereses de quienes ostentan las escrituras, como si fueran sagradas. Y en el mientras tanto, los grandes medios de comunicación se ponen en el lugar de siempre, apelando a la indignación, porque esos pobres lo único que hacen es no atenerse a la ley. Y sin ley no hay República. Porque también, de paso, la República les pertenece.

No podemos quedarnos de brazos cruzados. Nada justifica una represión tan sangrienta, que una vez más en Argentina se dirige contra los que no tienen nada. Desde Barrio 88 repudiamos este accionar del Estado, esté en manos de quien esté, gobierne quien gobierne. Porque estamos convencidas y convencidos de que para tener una sociedad más justa y más igualitaria hay que dejar de lado esas supuestas verdades absolutas.

Y de paso les decimos a quienes machacan con el cumplimiento de las leyes, que estaría bueno que de paso lean la Constitución Nacional, que en su artículo 14 bis obliga al Estado a garantizar el acceso a la vivienda digna. Porque quizás, en una de esas, no sea sólo un problema de leyes, sino un problema de poderosos contra pobres. Y allí, en esa pelea, tenemos muy claro dónde pararnos.

Agregar pregunta o comentario

Sumate a BARRIO 88